Corr: Nuestra misión en español

Como todo lector de revistas sabe, ésta ha sido una década horrible para el negocio del periodismo. La publicidad decayó, trabajos han desaparecido. Grandes revistas decayeron o cerraron.

Esta revista ha prosperado. No porque seamos inmunes a los caprichos de los ciclos de negocio; no lo somos.

Pero nosotros servimos a un nicho particular, agricultores de árboles frutales y de uvas, quienes como grupo son notoriamente resistentes y comprometidos a invertir en su negocio. Es por esto que los anunciantes buscan a esa audiencia.

Me gusta pensar que el continuo éxito de esta revista empieza con la lealtad de nuestros lectores y anunciantes.

Vienen a estas páginas por un periodismo profundo y de mayor confianza, presentado en un formato amplio con fotografías informativas y gráficos. Ellos van a goodfruit.com por videos, discusiones e información adicional.

Pero la verdadera base de esa lealtad y de nuestro éxito es nuestra misión. Al contrario de algunos de nuestros competidores, somos una entidad educacional sin fines de lucro, propiedad de agricultores, dela Comisión Frutícola del Estado de Washington (Washington State Fruit Commission).

Existimos para servir a los agricultores, no para hacer dinero de ellos. Seguimos nuestra misión y encontramos maneras de cubrir nuestros costos a partir de esta. Por suerte, ha funcionado bien para nosotros.

Nuestro cometido ha traído un sinfín de emocionantes cambios a esta revista. Quizás el más emocionante es también un poco aterrador.

El pasado diciembre, lanzamos una versión en español de nuestra web con la guía de un consejo asesor; ese grupo comparte nuestro compromiso con un periodismo en español que alcance los mismos estándares que nuestro periodismo en inglés.

Lanzamos una página en español por la simple razón de que los hispanohablantes son una parte enormemente importante de la comunidad agrícola. Al ser nuestro trabajo el transmitir información educacional y construir comunidad, servir a los hispanohablantes es una consecuencia natural de este compromiso.

Natural, pero no fácil.

Lanzamos la web en español (goodfruit.com/es) sin contratar a nadie, y sin tener ninguno de nosotros experiencia dirigiendo una revista en español.

Encargamos algunos artículos originales y videos en español y comenzamos el cuidadoso proceso de traducir y examinar artículos en inglés de nuestro archivo y de asuntos recientes.

Dependimos mayormente de los recursos de nuestro personal y la excepcional ayuda voluntaria de nuestro consejo de asesores. Recibimos ayuda adicional de la Asociación Estatal de Árboles Frutales (Washington State Tree Fruit Association) y de nuestro principal patrocinador, G.S. Long Co.

Nuestra página en español obtuvo reconocimiento. Escuchamos de gente a lo largo de todo Washington y los EEUU, de sorprendidos y encantados lectores en México, España y Sudamérica. Muchos elogiaron el contenido y nos agradecieron el ayudar a una audiencia desatendida.

También nos presionaron a hacer más, y estoy de acuerdo. Siete meses después de nuestro lanzamiento, me he dado cuenta de que nuestros esfuerzos en español se tienen que acelerar para poder entregar un amplio abanico de artículos que sean relevantes para nuestra audiencia.

Tenemos que hacer más, mejor y más rápido. Tenemos que:

—Incrementar el número y la velocidad de nuestras traducciones, mientras mantenemos la calidad.

—Manejar más videos, una herramienta  siempre efectiva para transmitir información importante.

­­­­­—Construir un sistema de retroalimentación con nuestra audiencia más habitual y con otros para asegurar que estamos haciendo las cosas bien.

—Promover enérgicamente nuestro nuevo contenido a los hispanohablantes.

Ya hemos dado algunos pasos al promocionarnos en eventos en habla hispana, haciendo pruebas de marketing en Facebook para hispanohablantes, y lanzando una versión en español de nuestro popular boletín eFlash.

Tenemos mucho camino por delante antes de que más hispanohablantes de la comunidad agrícola sepan de nuestra web y empiecen a usarla y compartirla.

Para hacer todo esto, necesitamos más recursos. Tenemos que encontrarlos de forma que no afecten a la revista en inglés, nuestra iniciativa principal.

En los siguientes meses, vamos a acercarnos a socios potenciales en busca de apoyo para ese trabajo.

Estamos dando pasos en un camino nuevo y desafiante, pero perseverar en nuestra misión de servir a los agricultores siempre ha funcionado — Para la revista y, más importante, para nuestros lectores.

Para una mayor comodidad para nuestros lectores en la región del valle Yakima de Washington, Good Fruit Grower está ahora a la venta en la librería Inklings, 5629 Summitview Ave. in Yakima.

• por O. Casey Corr, redactor jefe de Good Fruit Grower. Se le puede contactar en casey.corr@goodfruit.com

Sobre el Autor

O. Casey Corr

Casey Corr is Managing Editor of Good Fruit Grower and oversees the magazine’s editorial, production, sales and marketing and budget.
Connect with the author: Phone: (509) 853-3512 -- Email

Escribir un comentario