Crecer sin pautas

El plan de control de plagas orgánico de Nick Plath incluye un jardín de 5 acres de flores silvestres a lo largo de un canal de servidumbre. Las plantas fueron elegidas especialmente para atraer insectos benéficos para los huertos.(TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

La pronunciada curva de aprendizaje que se presenta a los Plath a la hora de asumir el ámbito orgánico.

Washington Fruit and Produce Co. solo saben hacerlo a lo grande. Este año, la primera cosecha orgánica certificada de la empresa alcanzó casi el 15 por ciento de su volumen global total.

“Fuimos de lleno después de la cosecha ’14, que en su mayoría no fue rentable para los productores, pero los productores orgánicos obtuvieron mejores resultados, así que hicimos una transición de un montón de acres”, dijo Dan Plath. “Hemos aprendido algunas cosas, pero cuando veas el tamaño de los Grannies en el (bloque orgánico), verás que todavía hay espacio para aprender”.

La expansión orgánica ha representado un desafío emocionante hasta ahora para Washington Fruit and Produce Co., explicó Nick Plath, quien aparece aquí en un bloque orgánico Fuji en la Cuenca de Columbia. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

En otro bloque orgánico, donde Fujis, a solo días de la cosecha, mostró indicios rojizos de los cobres utilizados para el control del fuego bacteriano, Nick Plath dijo que la curva de aprendizaje orgánico ha sido dura y emocionante.

“Es un desafío divertido, pero en ocasiones resulta frustrante cuando las cosas no salen como esperabas, sabiendo lo que puedes lograr por la vía convencional, pero debes estar preparado para eso”, explicó. “Experimentamos cosas nuevas. Tengo una pequeña finca de flores para tratar de atraer insectos beneficiosos para combatir la presión de otros insectos “.

Su pequeña finca de flores posee en realidad 5 acres, corriendo a lo largo de la servidumbre de un canal de riego ahora enterrado. El área se sembró con una buena mezcla de plantas estratégicas y se complementó con huevos de insectos beneficiosos, dijo Nick, y agregó que, como la mayoría de sus programas orgánicos, aún se está perfeccionando.

“Medir si tiene éxito o no es una tarea complicada”, señaló. Pero las presiones de las plagas aparecen más bajas en los bloques más cercanos a la finca de flores que en el otro lado del huerto.

En general, la empresa optó por la transición de los bloques existentes a la producción orgánica una vez que los árboles crecieron para llenar su espacio, dijo Nick. Pero eso significa dar con nuevas soluciones a problemas de producción que previamente se resolvieron con productos convencionales.

Uno de estos desafíos existe en un bloque Granny Smith de Columbia Basin colocado en tutorado en V en 2005, donde el toldo muy sombreado refleja la lucha por controlar el vigor sin el bioregulador de plantas Apogee, y el tamaño de la fruta ha disminuido.

Este solía ser el trofeo de Dan Plath, el bloque Granny Smith, pero después de la transición a la producción orgánica hace tres años, todavía está aprendiendo cómo controlar mejor el vigor del toldo sin el bioregulador de plantas Apogee. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

“Este fue nuestro trofeo Granny Block”, dijo Dan. “Todos los bloques a los que hicimos la transición, realmente elegimos nuestros mejores bloques. Nos dimos cuenta de que si teníamos problemas para cultivarlos de manera convencional, no iba a ser más fácil cultivarlos orgánicamente “.

Ya no es el bloque de trofeo, dijo Dan, a lo que estalló la risa de su tío, Cliff Plath, durante un recorrido por el huerto. Están tratando de llevar a cabo una poda retrasada y de cubrir las copas de los árboles para traer más luz al toldo inferior, además, están considerando podar las raíces. Una prueba del aclareo manual de las flores reveló una gran posibilidad de aumentar el tamaño de la fruta, pero tendrán que decidir si vale la pena invertir en una escala mayor el próximo año.

La transición a lo orgánico también es palpable en el almacén. Las nuevas instalaciones de almacenamiento en frío de la empresa cuentan con cuartos más pequeños, un tercio del tamaño del almacenamiento regular, para almacenar lotes más pequeños de fruta orgánica, explicó Gilbert Plath, quien recientemente se unió a la empresa y trabajó como receptor durante la cosecha de manzanas. Optaron por utilizar una atmósfera dinámica controlada para almacenar las manzanas orgánicas.

“En lo que respecta a las salas orgánicas, es importante mantener el oxígeno lo más bajo posible, justo en el punto anterior a que las manzanas no puedan manejarlo”, dijo, explicando cómo la tecnología HarvestWatch controla el estrés de la fruta para guiar las condiciones de almacenamiento.

Todavía hay mucho que afinar con su programa de productos orgánicos, el cual planean expandir con más huertos actualmente en transición, incluidos algunos bloques Cripps Pink que fueron gravemente dañados por el fuego bacteriano este año. Pero, no hay vuelta atrás.

“Nos metimos en el negocio de productos orgánicos porque si un cliente quiere 18 palets convencionales y dos de orgánicos, perderemos los 18 si no tenemos los dos orgánicos”, dijo el presidente de la empresa, Rick Plath. “Tenemos que estar allí para nuestros clientes”.

Sobre el Autor

Kate Prengaman

Kate Prengaman is an associate editor for Good Fruit Grower, writing articles for the print magazine and website. Contact her at 509-853-3518 or at kate@goodfruit.com

Escribir un comentario