Líderes del sector frutícola galardonados en banquete celebrado con motivo de los premios Washington 2018

Mario Molina, de Zirkle Fruit, centro, recibe el premio al liderazgo Latino 2018 durante el banquete de los premios WSTFA. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Premio al liderazgo latino

Mario Molina de Zirkle Fruit recibió el Premio al liderazgo latino de 2018.

Molina nació en Chihuahua, México, donde residió por 25 años. Obtuvo el equivalente a una licenciatura en horticultura por la Universidad de Chihuahua y, como las oportunidades laborales en México eran sumamente escasas, decidió emigrar a los Estados Unidos.

Molina comenzó su amplia trayectoria en la agricultura como un trabajador de huerta en Chelan, Washington, en 1985. Más tarde se trasladó a Vantage, Washington y trabajó por Grady Auvil, junto a un grupo de graduados de la Universidad de Chihuahua.

Durante su labor en la granja de Auvil, Molina pasó de trabajador de finca a supervisor del equipo, hasta ser asistente del encargado del huerto.

Luego se fue a trabajar para Zirkle Fruit, donde se hizo gerente del huerto. En Zirkle, Molina asumió el desafío de convertirse en un oficial de seguridad y se desempeñó como contribuidor importante de los primeros programas y de la implementación de las normas de protección de trabajadores y de los programas de formación práctica del estado de Washington para trabajadores del campo.

Hoy en día, Molina es responsable de que todos los huertos de Zirkle funcionen con estricto apego a la normatividad estatal y federal en materia de seguridad. Imparte la capacitación de seguridad para trabajadores, incluyendo clases de seguridad de rociadores y coordina la contratación de cientos de trabajadores a través del programa H-2A.

“Nosotros, la comunidad latina, somos una parte muy importante del éxito del sector,” recalcó Molina, añadiendo que con educación y esfuerzo, “todos podemos mejorar nuestras oportunidades”.

Premio al servicio distinguido

Mike Willett, centro, recibe el premio por servicio distinguido presentado por Jim Colbert, izquierda y Sean Gilbert, la derecha, durante el banquete de los premios de la Asociación Frutícola Estatal de Washington el 4 de diciembre en Yakima, Washington. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Por más de 35 años, Mike Willett ha hecho contribuciones significativas al sector frutícola del noroeste, más recientemente como Gerente de la Comisión de investigación de árboles frutales de Washington.

Por dichos esfuerzos en nombre del sector, la Asociación Estatal Frutícola de Washington galardonó a Willett con su premio al servicio distinguido durante el banquete anual del grupo el 4 de diciembre en Yakima, Washington.

Willett se apresuró a dar crédito a todos con los que ha trabajado con los años por “ser cooperativos,” y dijo: “Esto también es para ustedes”.

Willett se incorporó a WTFRC como Gerente en diciembre de 2015. Por más de 20 años antes de unirse a la Comisión, fue Vicepresidente de asuntos científicos del Consejo hortícola del noroeste, que representa al sector frutícola de Idaho, Oregón y Washington.

En esa calidad, trabajó de cerca con el sector frutícola estadounidense, organizaciones públicas y privadas de investigación, sectores afines y agencias reguladoras en una amplia gama de asuntos de política pública relacionados con el manejo de plagas, política de plaguicidas y temas fitosanitarios que afectan el comercio interior y exterior.

De 1980 a 1996, Willett trabajó como especialista regional en producción frutícola y manejo de plagas tanto para la Universidad Estatal de Oregón como la Extensión Cooperativa de la Universidad Estatal de Washington.

“Fue uno de los mejores que han pasado por el sector, sin lugar a duda,” dijo Dan Griffin de G.S. Largo Co., quien presentó el premio, junto con una presentación de diapositivas con fotos de Willett durante toda su carrera.

Oriundo de Detroit, Willett vive en Yakima con su esposa, Laura. Tienen tres hijos. Willett tiene planes de retirarse en junio.

Premio Pera de Plata

Ken Johnson de la Universidad Estatal de Oregón, el centro, recibe el Premio Pera de plata 2018 durante el banquete de los premios WSTFA. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Por sus contribuciones excepcionales al progreso del sector de la pera, el premio Pera de Plata 2018 fue para Ken Johnson de la Universidad Estatal de Oregón.

Johnson recordó su primera propuesta de investigación hace 30 años. Ahora, “aquí estoy, así que muchas gracias”.

El programa de investigación de Johnson se ha centrado en enfermedades económicamente relevantes para las cosechas frutícolas, incluyendo el fuego bacteriano de la pera y la manzana. Los proyectos recientes relacionados con el fuego bacteriano de perales y manzanos se han centrado en el control sin antibióticos, la detección de patógenos y la inducción de resistencia adquirida en los árboles para disminuir el daño por fuego bacteriano.

Johnson se licenció en tecnología sanitaria de planta por la Universidad de Minnesota y cuenta además con una maestría en Fitopatología de la Universidad Estatal de Oregón. Terminó su doctorado en Patología vegetal en 1986 en la Universidad de Minnesota y se unió a la facultad del Departamento de patología botánica y vegetal en OSU en 1988, donde ha impartido la materia de Introducción a la Patología vegetal cada semestre de otoño por los últimos 31 años.

Aunque no precisamente listo para jubilarse, ya que hace tres años Johnson y su socia, Alexandra, adquirieron 10 acres de suelo agrícola de clase 1 cerca del río Willamette en Albany, Oregón, donde planea cultivar semillas de especialidad, hortalizas y frutales de pepita en sus años de jubilación. Johnson tiene tres nietos menores de 3 años, que actualmente piensan que ayudar a su abuelo en la granja es de lo más divertido.

Premio Manzana de plata

Ralph y Cheryl Broetje (Cortesia de Broetje Orchards)

El Premio Manzana de plata 2018 fue entregado a Ralph Broetje de Broetje Orchards.

Broetje no pudo asistir al banquete debido a compromisos con su organización de caridad, pero Jim Colbert de Chelan, quien presentó el premio, dijo que el sector ha permitido que él y su esposa, Cheryl, persigan su verdadera pasión, “ayudar a otros en todo el mundo.”

La familia Broetje compró su primer huerto en Benton City, Washington, en 1968. Hoy en día, Broetje y su familia están a cargo de más de 6,000 acres de manzanas y cerezas en la ciudad de Benton, Prescott y Wallula, Washington.

En 1990, los Broetje iniciaron la Fundación Vista Hermosa, la cual financia obras de envergadura internacional en México, África, India y Haití, con un enfoque en la inversión en materia de desarrollo y crecimiento de prósperas comunidades holísticas.

En 2008 Broetje fundó FirstFruits Marketing of Washington, una empresa de colaboración de marcado propiedad de productores. Dos años más tarde, Broetje obtuvo los derechos para cultivar la manzana Opal, una manzana nonbrowning natural producto de la mezcla de Golden y Topaz. La variedad Opal ha sido servida en la estación espacial internacional.

Mención especial

Bruce Grim, derecha, recibe un premio de mención especial durante el banquete de los premios WSTFA 2018. (TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Bruce Grim, Gerente de las asociaciones de Marketing y director ejecutivo retirado de la Asociación hortícola estatal de Washington, obtuvo un premio de Mención especial.
Grim enalteció el espíritu de igualdad de oportunidades que predomina en el sector el cual, afirmó, ha creado una “Meritocracia”.

Durante décadas, la Asociación hortícola organizó la reunión anual del sector. En 2014, el grupo se fusionó con otras organizaciones en el estado para formar la Asociación frutícola estatal de Washington.

Sobre el Autor

Ross Courtney

Ross Courtney is an associate editor for Good Fruit Grower, writing articles and taking photos for the print magazine and website. He has a degree from Pacific Lutheran University. -- Follow the author -- Contact: 509-930-8798 or email.

Escribir un comentario