Los productores en Pensilvania exploran un comienzo temprano para el aclareo de las floraciones

Las floraciones de Golden Delicious, antes y después del rociado con 2 por ciento de polisulfuro de calcio y 2 por ciento de aceite de pescado, muestran la potencia del producto para la gestión de la carga de cultivos. Gracias a los nuevos registros y al acceso a un mejor modelo de gestión, los productores de manzanas en el este de los EE. UU. ahora podrán experimentar con el aclareo de las floraciones en sus huertos. (Cortesía de Keith Yoder)

La intención del taller en la Convención de Frutas y Hortalizas del Atlántico Medio es presentar a los productores de manzanas del este de los EE. UU. las nuevas herramientas disponibles para el aclareo de las floraciones.

Una década y media después de que los investigadores hortícolas en Virginia Tech emprendieran un esfuerzo por modelar el aclareo de precisión de las floraciones, los productores en esa y otras partes del este del país de la manzana en los Estados Unidos tendrán finalmente la oportunidad de probarlo.

El modelo, que se desarrolló en un inicio para productores orgánicos en Washington que buscaban una mayor precisión para el aclareo de las floraciones con polisulfuro de calcio y aceite, estará disponible este año en el sistema NEWA, en la estación meteorológica de la Universidad de Cornell, en la Red para el Medio Ambiente y Aplicaciones Climáticas, que proporciona datos meteorológicos y modelos de mejores prácticas de gestión en el este de los EE. UU.

Los tiempos van en sincronía con las nuevas etiquetas que permiten que el polisulfuro de calcio se utilice para el aclareo de las floraciones por primera vez en Pensilvania, Virginia, Carolina del Norte y Nueva Jersey.

El aclareo de las floraciones representa un territorio inexplorado para la mayoría de los productores de la región, aseveró Jim Schupp, horticultor del Centro de Extensión e Investigación Frutícola de Penn State en Biglerville, Pensilvania, debido a que las experiencias anteriores con Elgetol y otros productos se tildaron de ser muy arriesgadas. Pero su propia investigación sobre el uso del modelo y el aclareo con polisulfuro de calcio y aceite sugiere que podría ser una herramienta valiosa para los productores en el Atlántico Medio.

“Cuanto antes elimine uno la competencia en el árbol, mejor será el tamaño de la fruta y la pruina, por lo que existen razones de peso para emplear aclaradores de pruina”, explicó. “De entre las conversaciones que he mantenido con los productores, estoy bastante seguro de que existen personas que lo intentarán para mejorar el rendimiento de la pruina en Honeycrisp o mejorar el tamaño de la fruta en Galas”.

En el rastro del polen

Aunque el modelo fue desarrollado para los productores del noroeste del Pacífico, gracias al financiamiento de la Comisión de Investigación Frutícola de Washington, debería funcionar igual de bien en el este, refirió el patólogo de Virginia Tech, Keith Yoder, quien encabezó el proyecto para desarrollar el modelo de crecimiento del tubo polínico. Él y sus colegas midieron cuidadosamente el crecimiento del tubo polínico en función del estilo en floraciones de manzana, en diferentes escenarios de temperatura, para comprender cómo el clima afecta el momento de la fertilización.

“El modelo rastrea la última floración que uno desea que forme parte de su cultivo y cuando esa floración hipotética se fertiliza, uno procede a rociar para calar su cultivo”, puntualizó Yoder. Tras la temprana pruina del rey, el modelo ayuda a cronometrar más rociadas para la pruina lateral y grupos posteriores, en caso de ser necesario, con el fin de asegurar que no se cale más fruta.

El modelo es capaz de predecir el crecimiento del tubo polínico en las variedades Gala, Golden Delicious, Cripps Pink, Fuji, Honeycrisp, Granny Smith y Red Delicious. Éste depende de la temperatura, de modo similar que los modelos NEWA para enfermedades o presión de plagas, así fue como el patólogo Yoder se involucró inicialmente en este proyecto hortícola.

Se utilizaron manzanos cultivados en bolsas de raíces que detienen el crecimiento y permiten su transporte desde el campo a las cámaras de control de temperatura con el fin de rastrear el crecimiento del tubo polínico en el centro de investigación Virginia Tech en Winchester, Virginia. Esa información se usó para fabricar un modelo para guiar el aclareo de floraciones que ahora está disponible para los productores de manzanas del este de los EE. UU. (Kate Prengaman/Good Fruit Grower)

Los datos provienen de árboles cultivados en bolsas de raíces para mantenerlos lo suficientemente pequeños como para ser trasladados desde el campo a las cámaras de control de temperatura en el centro de investigación de Virginia Tech en Winchester, Virginia.

Yoder dijo que le gustaría ver el modelo desarrollado para algunas otras variedades importantes en el este, tales como Gold Rush y Ginger Gold, ambas resistentes a la sarna.

Para obtener resultados más precisos del modelo, es importante medir la longitud del estilo de una muestra del bloque. La longitud del estilo varía según la variedad, pero también dentro de un bloque y de temporada en temporada, dijo Yoder. “Suena complicado, pero puedo obtener una representación precisa de la longitud promedio del estilo en unos cinco minutos con los calibradores vernier”, recalcó.

Si hay una estación NEWA en la cercanía, será fácil para los productores ejecutar el modelo y descubrir dónde se encuentran en el proceso de crecimiento del tubo polínico. Pero Yoder advirtió que en las colinas que albergan huertos de manzanos en Pensilvania, Virginia y Virginia Occidental, se podrían abrir más floraciones en la colina que en la parte inferior, debido a las diferencias en la temperatura nocturna.

“El aclareo constituye un arte, sin importar cómo lo hagas”, dijo Yoder, pero este modelo aporta más ciencia al proceso que la sola voladura de los árboles en aproximadamente 20 por ciento y 80 por ciento de pruina con la previsión de que eso cale el cultivo correcto, él dijo.

Probándolo

Por más de una década, Schupp ha estado experimentando con polisulfuro de calcio para el aclareo de las floraciones, en el valle de Hudson en Nueva York y en el condado de Adams, Pensilvania, con la convicción de que podría ser una herramienta valiosa para los productores, pero el fabricante regional de polisulfuro de calcio se negó a conseguir una etiqueta para el uso del aclareo, por lo que el esfuerzo de investigación se mantuvo en un segundo plano.

Hasta hace poco, es decir, cuando los fabricantes solicitaron etiquetas en los estados del este de Estados Unidos. Si bien la demanda de los productores orgánicos es menor en la región, los beneficios del aclareo de las floraciones con respecto al tamaño de la fruta y el rendimiento de la pruina cautivan a muchos productores convencionales, ahondó Schupp.

Por lo que el año pasado, reanudó sus pruebas y usó el modelo de tubo polínico para cronometrar los rociadores de los bloques Honeycrisp y Gala en Biglerville. Se necesitan más pruebas para determinar la tasa de aplicación ideal y el uso adecuado en coordinación con otras estrategias de gestión de carga de cultivos.

En 2018, “tuvimos que aplicar nuestro segundo rociador en 24 horas después del primero, porque el clima era muy cálido en esa parte específica de la temporada”, dijo. Existe el riesgo de que tales aplicaciones sucesivas terminen aplicando demasiado polisulfuro de calcio en los árboles, lo que hace que el crecimiento de la fruta se retrase. También es posible que el polisulfuro de calcio queme el follaje.

“Podríamos entonces hacer una aplicación (de polisulfuro y aceite de calcio) para posteriormente analizar nuestras estrategias pospruina para concluir el trabajo”, dijo Schupp. “Solo necesitamos más tiempo y experiencia con eso”.

Desde luego que el clima no siempre está a favor de las prácticas actuales de aclareo con carbaril, agregó Schupp. Por lo general, la técnica funciona mucho mejor en el este, donde una mayor cobertura de nubes se traduce en déficits de carbohidratos que los productores pueden explotar para provocar la caída de la fruta una vez que están seguros de que se ha calado un cultivo suficiente. Pero, con el clima variable de primavera, “cabe esperarse lo siempre inesperado en cuanto a márgenes efectivos de aclareo”, puntualizó. A ello se debe que sea tan atractivo contar con una variedad de herramientas al alcance de los productores, aunque algunos productores que desean exportar a Europa también necesitan un programa de aclareo que no involucre carbaril.

Otro aspecto que requiere más investigación es la posibilidad de aprovechar los beneficios de control de enfermedades de un programa de aclareo con polisulfuro y aceite de calcio. Yoder dijo que el polisulfuro de calcio posee capacidades de control tanto de la sarna como del moho polvoriento, mientras que los aceites Regalia y JMS Stylet utilizados conjuntamente proporcionan un excelente control del óxido. Regalia también muestra potencial como aclareo de floración, en las pruebas de investigación de Yoder, pero el fabricante no ha buscado su etiquetado con ese fin.

“Un par de veces en una semana (para aclareo) constituye un programa más estricto que el que tendríamos para el control de la enfermedad”, dijo, pero el aclareo de la pruina podría embonar en un programa de control de la enfermedad, especialmente si se registran varios productos para el aclareo de la pruina. “Ahí es donde esperaría verlo en un futuro no muy distante”.

Sin duda, poner todas estas piezas en un programa de aclareo de precisión conllevará su parte de prueba y error, pero Schupp está emocionado de que los productores del Atlántico medio tienen mucho por explorar en lo referente al aclareo de las floraciones.

“Venimos impulsando el concepto del enfoque de mordisco. Con varias herramientas podemos ajustar la carga del cultivo y esto también facilitará el tiempo de pruina”, dijo Schupp. “Podríamos aplicar hasta 10 diluyentes diferentes desde la pruina hasta 25 mm. No creo que lo hagamos, pero es bueno contar con más opciones”.

Sobre el Autor

Kate Prengaman

Kate Prengaman is an associate editor for Good Fruit Grower, writing articles for the print magazine and website. Contact her at 509-853-3518 or at kate@goodfruit.com

Escribir un comentario