Un cuento de dos trazadores de prueba

El productor Tim Dahle de The Dalles, Oregón dice que tener parcelas de prueba en sus huertos tiene sus ventajas. “Lo hacemos para aprender y desarrollar las mejores prácticas —es lo más importante. Además, tiene algún valor ser el primero en aprender sobre algunas de estas prácticas”. (Cortesía de Dahle Orchards)

*Este artículo fue publicado originalmente en la edición de septiembre de 2018 de Good Fruit Grower.

Las parcelas de prueba no solo toman espacio en el huerto, sino que también requieren una inversión de tiempo. Con esto en mente, ¿por qué debería participar un productor?

Good Fruit Grower les preguntó a los productores Tim Dahle de The Dalles, Oregón, y Brad Phillips de Berlin Heights, Ohio, por qué participan año tras año y qué obtienen de la experiencia.

Dahle es el dueño de la granja de 162 hectáreas (400 acres), Dahle Farms, la cual se especializa en cerezas dulces y peras. Ha estado manejando parcelas de prueba en sus huertos por cerca de dos décadas y por lo general dedica cerca de dos por ciento de su tierra a ellas. Phillips es el dueño de la finca A.B. Phillips & Sons Fruit Farm, la cual produce manzanas, melocotones, cerezas dulces y ácidas, peras y uvas en 8 hectáreas (20 acres). Comenzó a manejar parcelas de prueba en 2011 y en la actualidad dedica cerca de dos por ciento de huerto a las pruebas.

Good Fruit Grower: ¿Qué se está poniendo a prueba en sus parcelas?

Dahle: Nuestro enfoque actual son las variedades, los portainjertos, los sistemas y un regulador de crecimiento. Hemos acogido parcelas para estudiar los beneficios de las micorrizas, los nutrientes, los reguladores de crecimiento, los regímenes de irrigación, los métodos de fumigación, etcétera, y hemos investigado de forma independiente los compost, los mantillos y los reguladores de crecimiento.

Phillips: Mis parcelas de prueba siempre las dedico a las nuevas variedades de manzanas que estudia la Asociación para la Mejoras de Manzanas del Medio Oeste de Estados Unidos (MAIA).

Good Fruit Grower: ¿Por qué acceden a tener parcelas de prueba en sus huertos?

Brad Phillips

Phillips: También soy presidente del comité de ciencias de la MAIA, y estoy fuertemente comprometido con la MAIA y su misión, la cual es crear variedades adaptadas a nuestra región y que exploren nuevos e interesantes sabores y texturas de manzanas para el consumidor. Cuando la MAIA me pidió plantar árboles de prueba, les dije “por supuesto”. Algunas de las razones por las cuales lo hago es porque podemos ver cómo crecen en nuestra granja, podemos ver sus ventajas y sus desventajas, y podemos determinar con prontitud si de verdad deseamos plantar esta variedad o si no estamos seguros. Nos mantiene en la delantera.

Además, aunque la mayoría de mis árboles de prueba solo tienen de 3 a 4 años, produzco suficientes manzanas para distribuir muestras a los asistentes a mercados agrícolas o aquellos que visitan el granero. Así recibo opiniones inmediatas de los consumidores que puedo compartir con la MAIA. Después de todo, la meta final de la MAIA es producir manzanas que la gente quiera comer. No hace sentido plantar algo que sea fácil de producir si nadie quiere comerlo.

Dahle: Lo hacemos para aprender y desarrollar las mejores prácticas —es lo más importante. Además, tiene algún valor ser el primero en aprender sobre algunas de estas prácticas. Por supuesto, cuando se participa con el investigador de alguna universidad, los resultados se publican con bastante rapidez.

Good Fruit Grower: Tomando en cuenta las parcelas de prueba que han tenido, ¿existe alguna que se haya destacado?

Dahle: Los estudios de sistemas han sido muy beneficiosos porque nos han ayudado a desarrollar un sistema adecuado para nosotros. Además, las parcelas de prueba para los portainjertos y las variedades nos han ayudado a comparar varios portainjertos uno al lado de otro y con diferentes variedades encima. Esto nos ha ayudado a tomar decisiones más apropiadas en el huerto. Y todas esas son decisiones importantes: elegir la combinación correcta de portainjerto y variedad para su ubicación particular es la clave del éxito.

Phillips: Tuve la EverCrisp en mi parcela de prueba antes de que fuese una variedad con nombre, y esa es una variedad excelente que se popularizará mucho conforme aumente su producción. También tengo una llamada Sweet Zinger en mi parcela de prueba. MAIA acaba de lanzar esa, y he llegado a reconocer que es una variedad muy buena.

Good Fruit Grower: ¿Qué consejo les daría a los productores que están pensando en ofrecerse para manejar una parcela de prueba?

Dahle: Hay que estar preparado para completar el proyecto y cumplir con los compromisos que se hayan hecho con el investigador. Uno debe estar consciente que el investigador está comprometido con el proyecto y necesita terminarlo con un conjunto completo y preciso de datos, ya que este es el fundamento de su financiamiento.

Ahora bien, no se debe actuar sobre todas las investigaciones. Intente enfocarse en cosas que sean importantes para usted y su industria. Un proyecto tiene que ser práctico para aceptarlo y hacerlo bien.

Good Fruit Grower: ¿Qué recomendaciones tiene para los productores una vez que deciden manejar una parcela de prueba?

Phillips: Mi consejo sería ubicar la parcela de prueba cerca de la casa, para así poder salir y observarla. Si la ubica lejos, en la parte trasera de la granja, nunca irá a verla y no recibirá la atención que necesita. En otras palabras, plántelos como si fueran árboles muy valiosos, porque lo son. Necesitan que se les cuide tal como a sus otras variedades para poder evaluarlos con imparcialidad.

Además, hay que tener paciencia cuando se prueba una nueva variedad. Es fácil llegar a conclusiones con base en árboles muy jóvenes, pero eso no es una evaluación adecuada de lo que puede hacer un árbol. Esto en un proceso a largo plazo, y se tiene que seguir observando los árboles por muchos años.

Finalmente, hay que prestar atención al mantenimiento de registros y a los detalles. Por ejemplo, continúe con las caminatas por el huerto y la toma de muestras para ver si están listas para la cosecha, y luego añada una bandera con el tiempo para la cosecha para no tener que volver a aprenderla cada año. También hay que asegurarse de enviar los datos recolectados al grupo con el que trabaje. Todos estamos muy ocupados durante el tiempo de cosecha, pero es importante.

Good Fruit Grower: Así que, en general, parece que las parcelas de prueba no solo benefician al productor individual, sino a la comunidad completa.

Phillips: Definitivamente. La MAIA es mayormente una cooperativa gestionada por productores con socios por todo el Medio Oeste de Estados Unidos, hasta Virginia y Kentucky, y aún hasta el estado de Washington, así que es importante tener varios productores que prueben las nuevas variedades para ver cómo les va en diferentes áreas.

Dahle: Mi motivación principal para participar en las parcelas de prueba es desarrollar la mejor tecnología y las mejores prácticas para nuestra granja, pero me da mucha satisfacción formar parte de una investigación que ayude a la industria y a nuestra región.

por Leslie Mertz

Sobre el Autor

Good Fruit Grower

Good Fruit Grower is the essential resource for the tree fruit and grape growing industry. Keep up to date by following us on twitter or signing up for the bimonthly eFlash newsletter.

Escribir un comentario