El sistema Tatura es una vestimenta formal para los huertos de cerezas

Los productores de cerezas dulces recurren al sistema de formación altamente estructurado denominado Tatura, que ya es común en las manzanas.


Este artículo apareció originalmente en la edición del 15 de febrero de 2020 de la revista Good Fruit Grower: Tatura system formal attire for cherry orchards


Un bloque recién podado de cerezos Early Robin formado en espalderas Tatura se encuentra en Hayden Farms, al norte de Pasco, Washington. Las espalderas Tatura, que forman ramas fructíferas horizontalmente a partir del tronco, es un sistema prometedor para nuevas plantaciones en Washington. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

Un bloque recién podado de cerezos Early Robin formado en espalderas Tatura se encuentra en Hayden Farms, al norte de Pasco, Washington. Las espalderas Tatura, que forman ramas fructíferas horizontalmente a partir del tronco, es un sistema prometedor para nuevas plantaciones en Washington. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

A medida que van saliendo los árboles más viejos y sin soporte, los productores de cerezas quieren nuevas formas de aumentar la eficiencia del espacio y la mano de obra con plantaciones de alta densidad.

Una forma de hacerlo es con la espaldera Tatura, un sistema de arquitectura del árbol altamente estructurado que se basa en madera fructífera formada horizontalmente a lo largo de los alambres de la espaldera, ya sea vertical o en V. Este enfoque formal crea una pared de fructificación plana, con lo que se obtiene una distribución uniforme de la luz solar, con beneficios en la mecanización y la alta productividad, dijo Matt Whiting, fisiólogo de cerezas de la Universidad Estatal de Washington. Funciona bien con portainjertos enanizantes, como Gisela y Krymsk, y proporciona a los productores una uniformidad precisa.

Cuando Whiting y sus colegas en Oregón y Michigan escribieron una guía de sistemas de formación de cerezos dulces en 2015, no incluyeron la espaldera Tatura. Sin embargo, en los últimos años, más productores de Washington están encontrando formas de hacer que esta estrategia favorable a la mecanización les funcione, dijo Whiting.

Durante una gira de mayo de 2016, el productor Denny Hayden, a la izquierda, y Matt Whiting de la Universidad Estatal de Washington comentan sobre las cerezas Early Robin que crecen en una estructura entramada a lo largo de los alambres de espalderas. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

Durante una gira de mayo de 2016, el productor Denny Hayden, a la izquierda, y Matt Whiting de la Universidad Estatal de Washington comentan sobre las cerezas Early Robin que crecen en una estructura entramada a lo largo de los alambres de espalderas. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

Denominado así por un centro de investigación de agricultura irrigada en Tatura, una ciudad en Victoria, Australia, cerca de 115 millas (185 km) al norte de Melbourne, el sistema de formación es a menudo conocido por los productores de Washington simplemente como un sistema de espaldera en V, aunque también funcionaría verticalmente.

El sistema tiene inconvenientes, dijo Whiting. Por un lado, formar madera fructífera horizontalmente lucha con la inclinación natural con la que tiende a crecer un cerezo. El sistema también requiere diligencia desde el principio, y por lo tanto mano de obra, para estimular las ramas laterales a lo largo del tronco y evitar la madera ciega. Además, puede ser difícil renovar la madera fructífera más o menos cada cuatro años porque las ramas están bloqueadas en el espacio de la espaldera.

Shawn Gay comenzó con un sistema Tatura formal cuando plantó su bloque de Rainiers en portainjertos Gisela 6 en 2015, con una separación de 6 pies (1.8 m) entre árboles y 12 pies (3.7 m) entre hileras en uno de sus huertos al norte de Pasco, Washington.

Shawn Gay muestra la poda de su huerto informal Rainier con el sistema Tatura, también cerca de Pasco. Después de un año de formación según el protocolo hacia los alambres de las espalderas, ahora permite que las ramas fructíferas rompan lateralmente donde lo deseen, podando solo para renovar y mantener la fruta cerca de la pared de fructificación. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

Shawn Gay muestra la poda de su huerto informal Rainier con el sistema Tatura, también cerca de Pasco. Después de un año de formación según el protocolo hacia los alambres de las espalderas, ahora permite que las ramas fructíferas rompan lateralmente donde lo deseen, podando solo para renovar y mantener la fruta cerca de la pared de fructificación. (Ross Courtney/Good Fruit Grower)

Al igual que muchos productores en los Estados Unidos, él le llama al sistema un sistema de espaldera en V, aunque eligió construirlo más bien en una forma de Y, sacando dos ejes de cada tronco para dividir sus costos de siembra y vigor.

Sea cual fuere el nombre, abandonó parcialmente la rígida formalidad del sistema en su segundo año, preocupado de que los costos de mano de obra por atar las ramas a los alambres de las espalderas excedieran su presupuesto. En la actualidad, usa los alambres de la espaldera solo para sostener los ejes verticales y permitir que la madera fructífera brote donde quiera, manteniendo la pared de fructificación en dos dimensiones a través de la poda convencional y la poda mecanizada. También le preocupaba que la estricta separación de las ramas a lo largo de los alambres de la espaldera pudiera dificultar la renovación.

“Eso siempre es una preocupación en estos sistemas”, dijo Gay, socio director de su negocio, Finley Orchards.

Anticipándose a la renovación, las cuadrillas en el huerto de Hayden han formado una rama más joven, parte superior, hacia el mismo alambre de la espaldera que la rama más gruesa y vieja en la parte inferior, como se muestra en esta foto, a la que se ha eliminado el fondo para mayor claridad. Observe la intensa curvatura y torsión en la rama superior. (Ilustración fotográfica de Ross Courtney y TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Anticipándose a la renovación, las cuadrillas en el huerto de Hayden han formado una rama más joven, parte superior, hacia el mismo alambre de la espaldera que la rama más gruesa y vieja en la parte inferior, como se muestra en esta foto, a la que se ha eliminado el fondo para mayor claridad. Observe la intensa curvatura y torsión en la rama superior. (Ilustración fotográfica de Ross Courtney y TJ Mullinax/Good Fruit Grower)

Además, planea permitir que algunas de las ramas laterales fructíferas crezcan verticalmente para formar nuevos ejes entre los ejes que ya tiene, como una alternativa para llenar el espacio. Tiene algunos huertos más nuevos con este sistema informal de Tatura que plantó con una separación de 3 pies (91 cm) y 4 pies (1.2 m), también con Gi.6.

“Todavía estamos tratando de encontrar la separación correcta de plantación”, afirmó.

Eligió Tatura después de ver los experimentos de huertas más grandes conocidas por su eficiencia. Quería tener un sistema de espalderas, y estar listo para las plataformas y otras formas de mecanización, pero sospechaba que los costos de mano de obra durante la vida útil de una plantación en UFO, uno de los sistemas favoritos de Whiting, sumarían aún más. La formación en el sistema de conducción en muro frontal (UFO, por sus siglas en inglés) gira 90 grados el estilo Tatura al dirigir el eje horizontalmente y permitir que la madera de fructificación renovable crezca verticalmente.

Luke Hayden

Luke Hayden

Hacia el final del camino de Gay, los hermanos Luke y Seth Hayden gestionan varios bloques de Tatura en Hayden Farms. Todos ellos con sistemas de espalderas en V y con árboles con separación de 6 pies por 12 pies (1.8 m por 3.7 m) en una variedad de portainjertos para diferentes variedades.

Los hermanos dicen que la huerta apoya al sistema por su simplicidad y rigidez. Las cerezas apenas se mueven con el viento, la luz solar se distribuye uniformemente y todo se alcanza fácilmente. Los trabajadores se mueven rápidamente a través del sistema, ya sea podando o cosechando desde escaleras o plataformas.

“Es fácil para los recolectores”, dijo Seth Hayden.

A mediados de diciembre, las cuadrillas acababan de podar un bloque de Early Robins de 10 años en Gi.6, una parada favorita en muchos recorridos por los huertos a lo largo de los años. Las ramas desnudas y formadas constituían un claro entramado en el cielo nebuloso, casi espeluznante en su uniformidad y simetría.

Seth Hayden

Seth Hayden

Nada parecía fuera de lugar. Si una rama lateral salía entre los alambres de la espaldera, se doblaba hacia arriba o hacia abajo hasta el más cercano. Cuando una rama lateral se acercaba a su tiempo de renovación, otra se formaba junto al mismo alambre y se le daba tiempo para crecer con antelación, por lo que la sección nunca perdió productividad.

Los bloques Tatura producen entre 8 y 12 toneladas por acre (0.4 hectáreas), dijo Haydens.

La huerta está utilizando más sistemas Tatura. Tienen un nuevo bloque de 60 acres (24 hectáreas) de la variedad Coral en Mazzard, que se está acercando a su segunda hoja, y 10 acres (4 hectáreas) más de la misma variedad en otro lugar.

“Todo lo que puedo decir es que funciona para nosotros en este momento”, dijo Luke Hayden.

—por Ross Courtney

Sobre el Autor

Ross Courtney

Ross Courtney is an associate editor for Good Fruit Grower, writing articles and taking photos for the print magazine and website. He has a degree from Pacific Lutheran University. -- Follow the author -- Contact: 509-930-8798 or email.

Escribir un comentario